¿Cuál es la función social de los centros de reuniones de la Iglesia?

¿Cuál es la función social de los centros de reuniones de la Iglesia?

La atención del público se enfoca en su belleza, limpieza y uniformidad, pero...¿qué ofrecen más allá de su ornato y apariencia?

Comunicado de Prensa

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días cuenta con más de 250 edificios a nivel nacional en los cuales sus miembros se congregan. Estos destacan por su belleza, limpieza y utilidad, y representan un valor para cualquier sector donde se encuentren. No obstante ¿cuál es la función de estos bellos edificios dentro de las comunidades donde se construyen? Según los líderes y representantes de la Iglesia, estos son mucho más que simplemente bellas estructuras, sino que sirven para muchos otros propósitos orientados al bienestar de la comunidad. 

Los centros de reuniones de la Iglesia se encuentran diseminados en localidades de casi todas las provincias del país y están destinados, entre otros fines, a brindar apoyo a la comunidad en diferentes áreas como: educación, salud, deporte, servicio social, esparcimiento y otras actividades también orientadas a servir a las familias.

Por su seguridad, iluminación, climatización, parqueos y materiales o equipos, las "iglesias mormonas", como muchos las conocen, constituyen un recurso de gran valor para el desarrollo de las comunidades donde se encuentran, donde no siempre se cuenta con las instalaciones públicas necesarias. Es interesante a la vez notar que estos edificios guardan entre sí características muy semejantes sin importar el nivel económico o social del sector donde se encuentren, proveyendo así los mismos servicios en cualquier lugar y con la misma calidad.

"Como recursos para la educación más allá de la enseñanza religiosa, los edificios de la Iglesia son utilzados para cursos, talleres y programas educativos auspiciados, tanto por la Iglesia como por instituciones amigas del gobierno y la comunidad, con quienes se colabora para estos fines. Entre estos programas se incluye el Plan Nacional de Alfabetización Quisqueya Aprende Contigo, mediante el cual ya operan decenas de núcleos de aprendizaje que servirán para que cientos de hombres y mujeres se abran las puertas hacia nuevas posibilidades para el trabajo y la producción" informó Nilda Gómez, Coordinadora Nacional del Programa Nacional de Alfabetización de la Iglesia.

"En los edificios de la Iglesia también se ofrecen cursos y talleres técnico-profesionales en asociación con INFOTEP y otras organizaciones. La misma Iglesia auspicia entrenamientos sobre autosuficiencia laboral, autoempleo, ventas, supervisión y otras disciplinas para insertar a los individuos a la vida productiva. La instrucción impartida también se extiende a otras áreas de apoyo piscosocial como cursos de prevención de conductas adictivas y otros talleres para brindar asistencia a los matrimonios y las familias", agregó.

Por su parte, Irene Lugo, Directora de Asuntos Públicos para la Región Santo Domingo Este, destaca que "en el área de la salud, los edificios de la Iglesia sirven para apoyar iniciativas de las instituciones del estado, las organizaciones comunitarias y religiosas, y los proyectos de la propia Iglesia, tanto en cooperación con estas entidades como individualmente" haciendo referencia a que los términos de uso de los edificios no discriminan por creencias religiosas, afiliaciones políticas o cualquier otro aspecto, excepto el deseo sincero de servir a la comunidad. Otros proyectos comunitarios incluyen campañas de donación de sangre, operativos médicos, charlas para la juventud e incluso el uso temporal de sus parqueos por escuelas y colegios de la comunidad..

"Nuestros edificios han servido como centros de acopio de provisiones, alimentos y materiales para familias damnificadas producto de las tormentas y huracanes que azotan nuestra isla, así como también han servido de espacio para campañas y operativos de vacunación auspiciadas por el estado, así como otras iniciativas en conjunto con el Cuerpo de Bomberos, la Defensa Civil y las juntas de vecinos" concluyó Irene Lugo, quien al momento de esta declaración también informó la preparación de miles de kits escolares para distribuirlos en las entidades educativas públicas del municipio Santo Domingo Este en las próximas semanas.

Todos los edificios de la Iglesia cuentan con instalaciones deportivas, las cuales en su mayoria constan de canchas y equipos para la práctica del baloncesto y el volibol. La mayoría de los edificios también cuentan con espacios, equipos y materiales para prácticar tenis de mesa. El propósito de estas facilidades, según Omar Lozano - del Departamento de Construcción de la Iglesia en el país - es "ayudar a los líderes de la Iglesia a facilitar que la juventud de nuestras comunidades cuente con espacios que faciliten la educación y la adoración religiosa, así como la sana diversión y los deportes, alejándose así de los vicios y estilos de vida que pueden tronchar su desarrollo como buenos ciudadanos y siervos de Dios."

Según Lozano, "el uso de los centros de reuniones se basa en la aplicación de tres principios básicos, a saber: 1) la utilización debe estar dedicada a que los miembros de la Iglesia se reunan para adorar, aprender el evangelio, llevar a cabo ordenanzas sagradas (ceremonias propias de la fe), cultivar relaciones sociales, interpretar y disfrutar de piezas musicales apropiadas, celebrar bailes, obras de teatro, actividades deportivas y superarse personalmente; 2) el cuidado y la responsabilidad de limpiar, mantener y reparar estos edificios es compartida por los líderes locales encargados y un personal profesional contratado por la Iglesia; y 3) la protección de los centros de reuniones es un compromiso de toda las personas que los utilizan, y además de ser responsables de salvaguardar los edificios, estos deben preocuparse por la seguridad de las demás personas que los utilizan o se encuentran dentro de ellos".

Esteban De la Cruz, Obispo en el sector de Los Guaricanos en Villa Mella (un Obispo en la Iglesia equivale a un pastor o cura párroco en otras denominaciones), destaca que "solo se necesita establecer el debido contacto con los líderes de la Iglesia encargados de estos edificios en cada comunidad y asegurar que las actividades propuestas, por su naturaleza, fecha y duración, sean apropiadas y cumplan con los propósitos para los cuales han sido construidas las instalaciones de la Iglesia, que no son más que servir como un medio para realizar la obra de Dios." 

Según el Obispo De la Cruz, "la atención tiende a enfocarse en los edificios, su belleza y estructura. Sin embargo, para nosotros lo más importante es lo que sucede dentro de las paredes de estos edificios, y aún más dentro del corazón de la gente cuando se expone a todas las enseñanzas, actividades y programas que se promueven desde aquí. De la misma forma en que la apariencia del edificio cambia y embellece el entorno, así mismo lo que llevamos a cabo dentro  de ellos cambia a los individuos para bien y los ennoblece para llegar a ser mejores ciudadanos."

"Es muy común que, mientras están abiertos producto de las actividades habituales, los edificios de la Iglesia se llenen de niños, niñas y adolescentes que encuentran en este espacio un lugar adecuado y seguro para divertirse, ya sea montando bicicleta, patines, corriendo, jugando o conversando unos con otros" concluyó. 

En un país carente de instalaciones deportivas, aulas de clase, centros de salud, edificios comunales y parques suficientes, los edificios de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días pueden ser una alternativa que sirva de refugio ante la deuda social prevaleciente en nuestro país, donde tanta falta hace este tipo de instalaciones que más allá de su belleza y atractivo proveen programas e iniciativas enfocadas en el desarrollo del ser humano. 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.