Más de 250 personas felices con prótesis

Más de 250 personas felices con prótesis

Innovación Ortopédica desarrolla un programa de asistencia económica con la Iglesia

Noticia

En República Dominicana, la tasa de mortalidad promedio por accidentes de tránsito es de 21 personas por cada 100 mil habitantes, según el informe estadístico del año 2016 presentado por la Autoridad Metropolitana de Transporte – AMET. Quienes no fallecen, quedan con secuelas y daños permanentes que implican amputaciones de extremidades en muchas ocasiones.

Con el propósito de dar una nueva esperanza a aquellos que han pasado por esta situación y otros que a veces nacen con deformidades atendibles, existen instituciones como Innovación Ortopédica, laboratorio de ortesis y prótesis, el cual ha recibido el apoyo sostenido de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en República Dominicana desde el año 2007, para que personas de escasos recursos obtengan sus prótesis.

El Dr. Carlos Gutiérrez, propietario de Innovación Ortopédica ha definido el trabajo de la Iglesia con las siguientes palabras: “La labor que está haciendo La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es incalculable. Es un valor grandísimo, sobre todo porque está devolviéndole otra vez esa felicidad a tantos hogares que tienen este tipo de situaciones difíciles.”

De su parte, la Sra. Cristina Montás, directora del laboratorio manifestó: “Todo este trabajo que hemos realizado en conjunto con la Iglesia durante estos 10 años, es algo maravilloso. Nos ha permitido aportar nuestro conocimiento para contribuir con la inclusión social de personas en condiciones especiales y que antes eran marginadas y discriminadas.  Nos llena de gran satisfacción cada vez que una persona vuelve a sonreír por sentirse útil, importante y que puede inspirar admiración en lugar de lastima.”

La relación entre la Iglesia e Innovación Ortopédica inició en el año 2007 a través de James Dewees, un patólogo estadounidense que fue misionero en el país durante su juventud. El Sr. Dewees perdió una pierna esquiando en las montañas de Utah y a raíz de eso, quiso estudiar la carrera de protesista para hacerse él mismo su propia pierna.

Fue entonces cuando regresó de nuevo a República Dominicana. Esta vez quería donar prótesis a personas amputadas muy pobres que conoció en su recorrido por la ciudad de Santo Domingo y necesitaba un laboratorio para fabricarlas. Buscó en el directorio telefónico y encontró la información de contacto de Innovación Ortopédica. Se hicieron los arreglos para que él tuviera el espacio y la mano de obra para crear las prótesis con los materiales que había traído desde los Estados Unidos. El resultado motivó en James Dewees el deseo de presentar los servicios de ayuda humanitaria de la Iglesia al laboratorio, con la finalidad de iniciar programas de asistencia económica para la fabricación de prótesis.

En estos 10 años, más de 250 pacientes con una inversión cercana a los 200 mil dólares, han sido provistos de prótesis gracias a los servicios de ayuda humanitaria y al trabajo de los profesionales que integran el centro, fondos que se reciben debido a la generosidad manifestada en donaciones de muchas personas que integran la Iglesia en todo el mundo.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.