Programa facilita recursos para estudios, empleos y negocios

Programa facilita recursos para estudios, empleos y negocios

Un 65% de los beneficiados viven en República Dominicana

Noticia

Un total de 10,324 personas han mejorado sus vidas con facilidades para los estudios, empleos y la creación o desarrollo de negocios propios, a través de los recursos de autosuficiencia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en la región del Caribe. El 65% de los beneficiados son dominicanos.

Las facilidades para los estudios consistieron en préstamos educativos a 2,471 individuos, de los que 1,620 pertenecen a República Dominicana, para estudiar en universidades, institutos y centros de capacitación técnica. En el año 2001, Gordon B. Hinckley, decimocuarto presidente de la Iglesia, anunció la creación del Fondo Perpetuo para la Educación durante una conferencia general, programa mediante el cual miembros de la Iglesia en todo el mundo tiene acceso a educación sin mayores dificultades.

 

“Creo que el Señor no desea ver a los de Su pueblo condenados a vivir en la pobreza. Creo que Él desea que los fieles disfruten de las cosas buenas de la tierra”, manifestó el presidente Hinckley en la ocasión del anuncio, quien propuso además: “En una tentativa por remediar esa [falta de oportunidades], proponemos un plan… que creemos ha sido inspirado por el Señor. Lo llamaremos el Fondo Perpetuo para la Educación”. Más adelante declaró: “La educación es la clave de la oportunidad”.

A lo largo del curso de estudio elegido, se realizan pequeños pagos mensuales. Seis meses después de concluir (o de retirarse), comienzan a realizarse pagos mensuales más grandes basados en plazos previamente establecidos con una baja tasa de interés.

En cuanto al tema de empleos y la creación de negocios, 7,853 personas se integraron al proceso llamado “Mi Camino a la Autosuficiencia”, en el que cada individuo reflexiona sobre los pasos que deben darse para alcanzar el éxito en cuanto a los estudios, el trabajo o la creación de nuevos negocios y el desarrollo de los mismos. Una vez la persona decide, entonces realiza, con la colaboración de facilitadores, los cursos que se alineen con el análisis concluido en la etapa inicial. Cada curso tiene una duración de 12 semanas y están basados en la colaboración y el apoyo de equipo.

El 32% de los que iniciaron su camino a la autosuficiencia corresponden a empleos, quienes realizan planes concretos para conseguir trabajo a través de las técnicas aprendidas durante el taller “Mi Búsqueda de Empleo”. Por otro lado el 26% del total han comenzado o mejorado sus negocios.

Como ejemplos de negocios creados o mejorados se encuentran: sala de tareas, venta de comida, reparación y venta de celulares, venta de repuestos de vehículos, fabricación de inversores, salón de belleza, venta de ropa, tapicería, colegios, mejoras de imprenta, venta de helados y catering.

Se espera que muchas más personas sigan siendo beneficiadas con este programa y que las vidas de quienes se integren sigan mejorando para su bien, el de sus familias y el de las comunidades donde viven.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.