La Sala de Prensa
Blog

Un año más de mormones entre nosotros

Ya son 187 años desde su fundación

   

Un día como hoy de 1830, en una cabaña propiedad de Peter Whitmer, ubicada en Fayette, condado de Séneca, estado de Nueva York, se organizó oficialmente La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Mucho ha llovido desde entonces y un evento que en el momento pudo no haber parecido ser trascendental ha dado al traste con una Iglesia mundial que se aproxima a los 16 millones de miembros y que crece a un ritmo sorprendente a nivel global, particularmente en África, Asía y América Latina.

Cada mes, en nuestro país se unen a través del bautismo cientos de personas que escuchan a los “misioneros mormones” y que de manera muy personal piensan que de esa manera se acercan más a Dios y encuentran propósito en sus vidas.  

Actualmente, los mormones dominicanos sobrepasan 130 mil congregados en casi 200 feligresías distribuidas en casi todas las provincias del país. Santo Domingo es el centro de operaciones de la Iglesia para todo el Caribe, donde se encuentra uno de los 155 templos actualmente en operación a nivel mundial. Este edificio da servicio a más de 250 mil mormones provenientes de todo el Caribe.

Las historias sobre agentes de la CIA, espías norteamericanos, polígamos y otros mitos raros han quedado atrás y han dado paso a un mayor entendimiento sobre la Iglesia, de sus creencias y de sus miembros. Las autoridades del gobierno reconocen la labor y el compromiso de la Iglesia y de sus miembros por practicar una religión que no se queda en el púlpito, sino que sale a la comunidad y llega a cada hogar para transformar la vida de las personas a través de la fe, la educación, la salud, el sano esparcimiento y muchas otras formas de formar buenos ciudadanos y personas de fe y de valor.

En 2018, la Iglesia arribará a su aniversario 40 en el país. El 7 de diciembre de 1978 se pronunció una oración sencilla y privada en un área del Mirador Sur, lo cual dio el inicio oficial a las operaciones de la Iglesia en territorio dominicano. En ese entonces, los misioneros se convirtieron en un símbolo de la Iglesia, cuyo efecto amplificado por formidables campanas de medios masivos, se sintió en el país y se sigue recordando de manera favorable hasta nuestros días.

Después de 39 años, la Iglesia parece ser más necesaria y útil que nunca, en una sociedad que batalla contra los antivalores, que se sacude de los escollos que diariamente la asedian, que enfrenta la descomposición de la familia y que pide a gritos la participación de instituciones e individuos que ayuden a construir una sociedad más justa.

Una vez, refiriéndose a la buena labor de la Iglesia en el país, escuchamos a alguien decir “es bueno que tengamos a los mormones entre nosotros”, pero con el tiempo y el arraigo de la Iglesia en el país, y con el aval de 130 mil mormones dominicanos, podemos decir que no solo los tenemos entre nosotros, sino que son parte de nosotros porque muchos de nosotros somos parte de ellos también. 

Examinar el Blog

Acerca de

Lea el blog de la Sala de Prensa Mormona de la Iglesia de Jesuscristo de los Santos de los Últimos Días y mantenganse al tanto de los asuntos públicos relacionados con la Iglesia.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.