Noticia

Unidos por la Libertad Religiosa

Una delegación de líderes y representantes de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en la República Dominicana participaron junto a mas de 800 delegados de todo el mundo en el 7mo Congreso Mundial de Libertad Religiosa realizado del 24 al 26 de abril del 2012 bajo el auspicio de la Asociación Internacional de Libertad Religiosa y la Iglesia Adventista del Séptimo Día en las instalaciones del Centro de Convenciones de Bávaro.

Una comitiva liderada por el Élder Wilford W. Andersen, de la Presidencia de Área, quien en compañía de su esposa asistió al evento en calidad de expositor en una de las sesiones divididas, estaba formada también por Kevin L. Kimball, Asesor Legal de la Iglesia en el Caribe, Rafael G. Gutiérrez, Director de Asuntos Públicos para la región, Katty Paulino, miembro del staff legal de la Iglesia, y Dagoberto Núnez, Especialista de Relaciones Interreligiosas en República Dominicana. Además, integraron la comitiva algunos delegados internacionales procedentes del Centro de Estudios de Derecho y Religión de la Universidad Brigham Young, los señores Cole Durham, Gary Doxey, Scott Isaacson y Patrick J. Thurston.

"El estado y la religión son como una pareja que tiene algunos desafíos en su relación, pero no pueden vivir separados el uno del otro...el divorcio no es una opción", estableció el Élder Andersen durante su presentación titulada "La Libertad Religiosa y los Estados Seculares: Caso República Dominicana", donde trato la problemática histórica de la separación necesaria que debe existir entre el estado y la religión, y a la vez la necesidad de lograr el balance adecuado para que ambos cooperen mutuamente en las áreas de influencia que cada cual tiene. "El estado se ocupa de aplicar la ley escrita en los libros y a su vez la religión anima a los individuos a vivir según la ley que debe estar escrita en sus corazones", agrego significando que la labor realizada por la Iglesia apoya la función del estado de hacer cumplir y sostener la ley.

"Quien obedece la ley espiritual no tiene porque desobedecer la ley del hombre, pues tal como lo establece nuestro Articulo de Fe: Creemos en estar sujetos a los reyes, presidentes, gobernantes y magistrados; en obedecer, honrar y sostener la ley. También, 'Reclamamos el derecho de adorar a Dios Todopoderoso conforme a los dictados de nuestra propia conciencia, y concedemos a todos los hombres el mismo privilegio: que adoren como, donde o lo que deseen" concluyó.

Al evento asistieron personalidades de gobiernos de todo el mundo, académicos y expertos en el tema de la libertad de cultos, el cual toma gran importancia en estos últimos años donde el radicalismo en la separación del estado y la religión amenaza desplazar la opinión religiosa de cualquier discusión o debate publico, incluyendo aquellos debates sociales que tratan sobre temas relacionados con la moral. Otros temas que inciden en la libertad religiosa a nivel internacional son las nuevas regulaciones y disposiciones sobre temas de salud, normativas curriculares aplicadas a instituciones educativas asociadas a instituciones religiosas, las legislaciones laborales, entre otros asuntos de tipo jurídico.

Junto al Élder Andersen (Santo de los Últimos Días), presentaron ponencias y formaron parte de un diverso panel: el Obispo Elvis Samuel Medina, Obispo Nacional del Concilio de las Asambleas de Dios (evangélicos), el Lic. Juan F. Puello Herrera (católico), y el Dr. Frank Ríos, Decano de Teología de la Universidad Adventista Dominicana (adventista).

Así mismo, Kevin Kimball sirvió de expositor en una de las sesiones destacando el trabajo que realiza la Iglesia para promover la libertad religiosa en todo el mundo, fomentando el respeto y la colaboración entre las diferentes denominaciones religiosas, particularmente en aquellas áreas de interés común, y apoyando todas las iniciativas de diálogo y cooperación entre los diferentes grupos religiosos en el país.

Expositores y delegados internacionales de diferentes denominaciones destacaron la importancia de disponer de un marco legal que regule las relaciones entre el estado y las instituciones religiosas, pues de lo contrario se evidencian amenazas que pueden lesionar la libertad religiosa. A través de la Constitución de la República Dominicana, en su artículo 45, "El Estado garantiza la libertad de conciencia y de cultos, con sujeción al orden público y respeto a las buenas costumbres", sin embargo, no existe una Ley de Cultos que regule de forma especializada y particular el ejercicio religioso y sus tratos con el estado, como en la mayoría de los países jurídicamente desarrollados. Esto fue una preocupación de la mayoría de los expertos que participaron del evento.

El acto de cierre contó con la presencia, a su vez, del Presidente Mundial de los Adventistas del Séptimo Día, el Sr. Ted Wilson, y el Ministro de la Presidencia, Dr. Cesar Pina Toribio, quien dirigió en nombre del Presidente de la República, expresó su apoyo a este tipo de iniciativas tendentes a construir una sociedad mas justa e igualitaria.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.