La Sala de Prensa
Blog

¿Por qué necesitamos un día de descanso?

Descansar un día a la semana impacta la productividad y la vida familiar

En la Santa Biblia leemos: “Y bendijo Dios el día séptimo y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había creado y hecho (Génesis 2:3).” La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días motiva guardar el día reposo como un día de descanso en el que los miembros de la Iglesia se esfuerzan por dejar de lado sus propios deseos para mirar más hacia aquellas cosas que hacen que las vidas de los demás sean mejores.

Dedicar el domingo para el descanso de las labores cotidianas y sustituirlas por actividades edificantes, contribuye a mejorar todos los aspectos de la vida, tales como incrementar la productividad laboral, disfrutar una vida social y familiar de plenitud y fortalecer la espiritualidad.

En el ámbito empresarial e incluso algunos gobiernos, se ha considerado la importancia del descanso durante el fin de semana para mejorar la calidad de vida de los trabajadores. Por ejemplo, el presidente de Polonia Andrzej Duda, promulgó una ley que limita las actividades comerciales los domingos porque beneficiaría la vida familiar de los trabajadores. Dijo que esta medida dará a los niños la oportunidad de estar con sus padres y darles a los empleados de las tiendas el tiempo libre que necesitan.

En República Dominicana, la cadena de Supermercados Bravo ha optado por cerrar sus establecimientos los domingos. En una entrevista1 realizada por Willy Bayonet a uno de sus ejecutivos, el Sr. Rafa Monestina explicó, cómo esta acción ha beneficiado su negocio e indicó:

"La palabra de Dios contiene consejos sabios. La política se tomó por lo que Dios ordenaba, lo cual es algo sabio y no hemos perdido ni un centavo por cerrar los domingos. Entendemos que es una estrategia sana desde el punto de vista comercial. Incluso he escuchado comentarios de algunas otras cadenas de que los domingos no son un buen día para ellos. El abrir este día, en muchos casos, ha generado un cansancio excesivo en los empleados, ha causado que tengan mayor índice de robos, porque las personas que supervisan no pueden estar ahí, ya que tienen un día para descansar. Yo entiendo que con el objetivo de obedecer simplemente, hoy nos damos cuenta, que es algo que no nos ha restado, sino por el contrario, es algo que nos ha sumado, que nos ha ayudado a ser más eficientes."

Por otro lado, investigaciones han demostrado que continuar las labores durante el fin de semana disminuye la productividad de los trabajadores por el exceso de horas laboradas. En un estudio realizado por la universidad de Stanford2, se encontró que la productividad durante 60 horas semanales de trabajo sería menos de dos tercios de lo que era cuando se trabajaban 40 horas semanales. Esta dramática disminución en la productividad promedio se debe a que los empleados simplemente se vuelven mucho menos eficientes debido al estrés, la fatiga y otros factores.

En cuanto a lo social y familiar, al entrevistar al Sr. Jhon López, quien es presidente de la estaca San Gerónimo (equivalente a una diócesis), nos expresó los beneficios que ha logrado en su vida al seguir este principio:

“Gracias a la dedicación del día domingo como un día especial para estar y pasar un buen tiempo con la familia, hemos logrado lo siguiente: 1. Mejorar la comunicación entre todos los miembros al realizar consejos para tratar los problemas o desafíos. 2. Fortalecimiento de los lazos familiares por medio de actividades sanas y edificantes, tales como: trabajar con la historia familiar, salir a visitar a familiares, asistir a actividades en la Iglesia, escribir y enviar correos a nuestros hijos mayores que sirven como misioneros en México y Guatemala. 3. Mayor nivel espiritual al dedicar un día al Señor para hacer aquellas cosas que le agradan a Él.”

Este principio de dedicar un día de descanso también sirve para nuestra renovación. Puede compararse con el hábito “Afile la sierra” del famoso libro “Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva”3, escrito por Stephen Covey, quien fue miembro de la Iglesia durante toda su vida. El autor explica: “Afilar la sierra es usar la capacidad que tenemos para renovarnos física, mental y espiritualmente. Es lo que nos permite establecer un balance entre todas las dimensiones de nuestro ser, a fin de ser efectivos en los diferentes papeles (roles) que desempeñamos en nuestras vidas”.

En el aspecto espiritual, guardar el día de reposo, representa una delicia para quienes lo experimentan porque fortalece su relación con Dios. En el libro de Isaías leemos: “Si [te] retraes… de hacer tu voluntad en mi día santo, y lo llamas delicia… y… veneras [a Jehová] no andando en tus propios caminos, ni buscando tu propia voluntad ni hablando tus propias palabras, “entonces te deleitarás en Jehová” (Isaías 58:13–14).

Fuentes:

  1. https://www.youtube.com/watch?v=LbX8lZIvjqQ
  2. https://cs.stanford.edu/people/eroberts/cs181/projects/crunchmode/econ-hours-productivity.html
  3. Libro: Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva. Stephen Covey.

Examinar el Blog

Acerca de

Lea el blog de la Sala de Prensa Mormona de la Iglesia de Jesuscristo de los Santos de los Últimos Días y mantenganse al tanto de los asuntos públicos relacionados con la Iglesia.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.