Nota de prensa

Atendiendo a los más necesitados en Bahamas tras Dorian

Los líderes y miembros de la Iglesia en Bahamas ayudan a los más afectados por Hucarán Dorian

 

Líderes y miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Bahamas, prestan ayuda a personas afectadas por el Huracán Dorian, que, de acuerdo con estimaciones, cerca de 76,000 personas sufrieron algún daño en las islas Abaco y Gran Bahama debido a este devastador fenómeno natural.

Los misioneros que se encontraban sirviendo, han sido traslados en su totalidad a Jamaica y se han asignado a una nueva área. Asimismo, todos los miembros en la Isla Abaco fueron evacuados a los Estados Unidos y permanecen en casa de familias santos de los últimos días.

De acuerdo con un reporte preliminar ofrecido por líderes regionales de la Iglesia, lo que más se necesita por el momento son tiendas de campaña, ropa, medicina, comida enlatada, suministros para procesar agua, kits de higiene y de primeros auxilios, linternas y lámparas de baterías.

Representantes de autosuficiencia de la Iglesia están en Nassau organizando la logística para embarcar 300 galones de agua hacia Freeport mañana 14 de septiembre, así como la provisión de algunos alimentos. De la misma forma, la próxima semana estarían llegando dos contenedores con agua y enlatados desde Lago Salado, Utah, Estados Unidos, donde se encuentra la sede mundial de la Iglesia.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.