Noticia

Santiago se unió al Día Internacional de Servicio

Hombres mujeres y niños distribuidos en brigadas y repartidos en diferentes puntos geográficos de Santiago, armados con grandes fundas plásticas, guantes de látex, escobas y rastrillos, fueron parte el primer sábado de noviembre junto a todo el país y el resto de las islas del Caribe del proyecto más grande de servicio visto hasta el momento denominado "Manos y Corazones". 

Además de la rivera del rio, las brigadas escogieron parques, calles y avenidas, canchas, clubes, instituciones asistenciales, escuelas, casas y terrenos particulares, para llevar a efecto los diferentes proyectos e iniciativas de servicio.

En Santiago funcionan tres Estaca de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, distribuidas geográficamente en Norte, Sur y Este, que agrupan a decenas de barrios en toda la ciudad y zonas rurales, además de la Estaca que tiene como sede principal el municipio de Navarrete que se extiende hacia la provincia de Mao y toda la Línea Noreste, todas ellas fueron parte activa de esta gran jornada de servicio.

“Realmente es algo reconfortante cuando nosotros como miembros de la Iglesia servimos, no solamente a Dios sino también a la sociedad y eso nos hacer sentir más que satisfechos porque cuando estamos al servicio de los demás estamos al servicio de Dios”, manifestó Eduardo Peralta, Obispo del barrio de Pueblo Nuevo, mientras dirigía una brigada que limpiaba un tramo de la avenida Hermanas Mirabal. 

El niño Sael Hernández de 8 años de edad, quien trabajaba como parte de la brigada de Rafey en la parte Alto de Rafey, comentó: “Hacemos este servicio para ayudar a las personas, por los que no tienen nada. Me siento feliz y muy agradecido de Dios al hacer este trabajo”, se expresó mientras ayudaba con la limpieza del parque Alto de Rafey en Santiago.

Para Omar Iván Cruz, perteneciente al barrio de El Ejido, "Este servicio significa mucho por ser  la manera de ayudar a concientizar a otros para que puedan reflexionar acerca de lo que están haciendo, cómo contaminan el medioambiente y dañan la tierra que Dios nos ha dado", manifestó el joven Omar mientras limpiaba las calles del sector Los Platanitos de Santiago. 

Leonardo Berroa, Obispo del barrio de Nibaje, dirigió una brigada que limpió el patio del Centro de Rehabilitación de Santiago. Por su parte Robert Rincón, encargado de mantenimiento del Instituto de Rehabilitación, expresó palabras de agradecimiento por la presencia de la brigada mormona en esa institución, resaltando el espíritu de servicio que siempre ha mostrado la Iglesia al prestar su ayuda de manera constante con la higienización de ese centro asistencial, “A nombre de la Asociación Dominicana de Rehabilitación, nosotros queremos darles las gracias a ustedes que siempre nos han dado apoyo, porque los misioneros están aquí los martes y jueves. Muchas gracias, siempre necesitaremos la mano amiga de ustedes” agradeció el señor Robert Rincón mientras se dirigía a la brigada del barrio de Nibaje que limpiaba las instalaciones del centro de Rehabilitación.

En Santiago el Día Internacional de Servicio sirvió para unir las manos y los corazones de toda una comunidad y es por esto que los representantes de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en la región esperan que otras organizaciones puedan sumarse a la iniciativa el próximo año. 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.