En RD se preparan misioneros que servirán en Haití

En RD se preparan misioneros que servirán en Haití

El Centro de Capacitación Misional funciona desde el año 2000 y está ubicado en el mismo terreno del Templo de Santo Domingo de la avenida Bolívar.

Noticia

Jóvenes de 18 a 23 años se preparan en el Centro de Capacitación Misional (CCM) de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Santo Domingo, República Dominicana, para servir como misioneros por 24 meses en la misión de Puerto Príncipe, Haití.

 

Son cuatro miembros de la Iglesia procedentes de Brasil, Honduras y Bolivia, quienes se encuentran recibiendo entrenamiento para llevar el mensaje del evangelio a los habitantes del país vecino. Esta es la primera vez después de más de doce años que misioneros de Centro y Sudamérica son recibidos en el CCM de Santo Domingo para servir en Haití.

“El llamado de un apóstol de que jóvenes de Centro y Sudamérica sirvan en Haití, representa una bendición enorme en sus vidas y en las de aquellas personas a las que van a servir, ya que deben aprender un idioma nuevo, su cultura y amarán a su gente”, indicó Jorge Luis Cuevas, gerente del Centro de Capacitación Misional de Santo Domingo.

“Para nosotros ha sido muy satisfactorio prepararnos para recibirles y crear un escenario para el aprendizaje del idioma, semejante a lo que tenemos para el aprendizaje del español. Los misioneros han progresado mucho y se ha diseñado un plan para que su aprendizaje sea eficaz”, destacó el Sr. Cuevas, al ser entrevistado por la Sala de Prensa de R. D.

Raphael Karlyle, presidente de la misión de Puerto Príncipe-Haití manifestó con emoción: “Era una esperanza para mí desde hace mucho. Al principio, cuando teníamos misioneros de otros países, eso traía una diversidad de culturas que producía un positivo intercambio dentro de la Iglesia. Tener misioneros de Centro y Sudamérica traerá un dinamismo interesante para toda la misión y el país en general. Muchos aquí estábamos esperando eso con ansias. Todos los líderes me están pidiendo que les envíe a uno de ellos. Queremos tener más”.

Durante las seis semanas de su entrenamiento, los élderes Suárez, Velasco, Vieira y Quispe, manifestaron que ha sido difícil aprender el idioma, pero que les ha ayudado mucho el método de enseñanza que se utiliza en el centro y las prácticas con misioneros nacionales de Haití que también se preparan junto a ellos. Estos son sus sentimientos en cuanto a su misión:

Elder Velasco, Bolivia: "Espero aprender muy bien el idioma para poder ayudar a todas las personas a venir a Cristo. Él espera que nosotros demos todo. Él nos ha llamado a Haití y espero dar todo mi esfuerzo."

Elder Suárez, Honduras: "Espero dar lo mejor de mí para efectuar la obra del Señor de la mejor manera. Me esforzaré por aprender mucho creol. Estoy muy ansioso por llegar a Haití."  

Elder Quispe, Bolivia: "Estoy feliz de que el Señor me llamó a servir en Haití. Voy allá con una nueva meta de dar todo de mí para dar a conocer el mensaje que tenemos para todos los haitianos."

Elder Vieira, Brasil: "En el CCM he aprendido bastante. Se que con la ayuda de Dios las cosas saldrán muy bien cada día y podré servir entre el pueblo de Haití con entrega."

El CCM funciona desde el año 2000 y está ubicado en el mismo terreno del Templo de Santo Domingo de la avenida Bolívar. Cada año, alrededor de 400 jóvenes, hombres y mujeres de muchas partes del mundo, llegan al centro para recibir capacitación de cara a su servicio misional en los países de la región del Caribe. Este CCM forma parte de los 15 que existen a nivel global para dar entrenamiento a la fuerza voluntaria de misioneros en todo el mundo, que actualmente cuenta con 70,946 misioneros distribuidos en 422 misiones.

La obra misional de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se basa en el modelo del Nuevo Testamento de que los misioneros presten servicio en pares, enseñen el Evangelio y bauticen a los creyentes en el nombre del "Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo" (véase, por ejemplo, la obra de Pedro y de Juan en el libro de Hechos).

Los misioneros reciben su asignación de las Oficinas Generales de la Iglesia y sólo se les envía a los países donde los gobiernos permiten que la Iglesia funcione. Los misioneros no solicitan que se les asigne a determinada área ni saben de antemano si será necesario que aprendan un idioma.

Antes de ir a su área asignada, los misioneros pasan un corto tiempo en uno de los 15 Centros de Capacitación Misional. Allí aprenden a enseñar el Evangelio de una manera ordenada y clara y, si es necesario, comienzan a aprender el idioma de la gente a la que van a enseñar. El centro de capacitación más grande se encuentra en Provo, Utah; y hay más centros en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Sudáfrica, España, Filipinas, Guatemala, Inglaterra, Ghana , México, Nueva Zelanda, Perú y República Dominicana.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.