Comunicado de Prensa

La Conferencia General: un evento multitudinario que toca a nivel personal

Las Conferencias Generales de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se celebran cada seis meses, transmitidas desde el centro de conferencias en Salt Lake City con capacidad para 21 mil personas y llega a una audiencia global estimada de millones. Sin embargo, para los mormones, el alcance y la magnitud del evento no es más que el telón de fondo del verdadero cambio que tiene lugar en la vida individual de cada participante.

Como ejemplo de este toque personal, la conferencia general que tuvo lugar en abril del 2008 fue la primera vez que la Iglesia tuvo interpretación en tiempo real para las personas que hablan Apache. El Apache es uno de los 92 idiomas disponibles para los asistentes que participaron en la Conferencia General.

El mensaje que esto envía a los que hablan Apache y para todo el mundo es: si hay alguien que quiera ver o escuchar la conferencia, y la Iglesia  puede encontrar un intérprete para el lenguaje de esa persona, entonces eso es precisamente lo que sucederá. Tal es el deseo de llevar el mensaje de la Conferencia General a las personas. Cerca de 800 intérpretes, situados en Salt Lake City y en otros países, interpretan a beneficio de los Santos de los Últimos Días y de todo el que se una a la transmisión los mensajes durante las cinco sesiones de la Conferencia.

Cuando el Centro de Conferencias se dedicó hace casi 10 años, el hoy fallecido Presidente de la Iglesia Gordon B. Hinckley dijo que a pesar del tamaño del auditorio, fue diseñado para satisfacer las necesidades de los individuos. "Se trata de un edificio singular y notable", dijo. "Cuando se concibieron inicialmente los planos no estábamos preocupados por construir el centro de adoración más grande que pueda haber en cualquier lugar, sino que nos preocupaba tener un plan para satisfacer las necesidades de nuestro pueblo" expresó.

Al hablar de la acústica del Centro de Conferencias, el Presidente Hinckley explicó: "El reto era crear un sistema que entregara el mismo sonido a los oyentes no importa el lugar donde estuvieran ubicados en el salón. La prioridad era permitir a todos los que asistieran escuchar lo que se dijera lo más claramente posible. Sin embargo, estas reuniones son mucho más que un evento para los asistentes al Centro de Conferencias o aquellos que lo ven a través de la televisión en Norteamérica, pues llegamos más allá de los confines de los Estados Unidos y Canadá", dijo el Presidente Hinckley. "Practicamente, llegamos a todo el mundo" agregó.

La Conferencia General combina la intimidad personal y la participación de la comunidad. Esta tiene un poder especial para los mormones que miran la Conferencia en Londres, Inglaterra o para los que la escuchan en Chandler, Arizona, incluso si solo la pueden mirar o escuchar. Este poder proviene de un sentido de estar reunidos con millones de otras personas que comparten la misma fe en Cristo y que están experimentando el evento juntos."

Muchos de los líderes de la Iglesia que hablan en la Conferencia General, como el presidente Thomas S. Monson, viajan por el mundo en sus respectivos ministerios. Al hacerlo, se reúnen con los miembros de la Iglesia desde Acra hasta Anchorage y aprenden acerca de sus desafíos. Mientras se preparan para hablar en la Conferencia, toman en cuenta las circunstancias individuales y las dificultades de cada miembro, y buscan  inspiración para compartir mensajes que serán relevantes y edificantes para todos ellos.

Los miembros de la Iglesia encuentran que la misma instrucción puede ser entendida de diferentes maneras. Los mormones atribuyen  esto a un deseo por parte de toda persona de recibir inspiración de aplicación personal a través de los sermones, con la ayuda de Dios y el  Espíritu Santo. Esta es una forma de aprendizaje a la medida de la cual gozan las personas de todas las tradiciones religiosas que se dedican sinceramente. Para la mayoría, esto es algo que se entiende solo cuando se experimenta.

Para los mormones, la Conferencia General es un momento emocionante, es cuando un gran número de ellos se reúne para oír sermones, música sacra y noticias. Sin embargo, los pensamientos más satisfactorios, profundos, estimulantes y los sentimientos de mayor inspiración vienen cuando una persona recibe una respuesta a una pregunta personal o siente la paz que viene de establecer una conexión con Dios y con los demás.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.