La Independencia Nacional: coincidencias registradas en El Libro de Mormón

En el 174 aniversario de la Independencia Nacional.

Perspectivas

Una de las doctrinas básicas de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días declara: “Creemos en estar sujetos a los reyes, presidentes, gobernantes y magistrados; en obedecer, honrar y sostener la ley”, (duodécimo Artículo de Fe).

Este 27 de febrero, fecha en que la República Dominicana celebra el 174 aniversario de la Independencia Nacional, la Iglesia reitera su compromiso de inculcar la doctrina de respeto a los valores patrios. La fe en Jesucristo es lo que motiva a seguir Su ejemplo y tener este comportamiento.

La historia de la República Dominicana está íntimamente ligada a coincidencias registradas en la historia de El Libro de Mormón, especialmente la de los lamanitas y la visita de Jesucristo a las Américas, junto a su promesa de que vendría por segunda vez.

Cuando los colonizadores llegaron a la Isla Hispaniola, los aborígenes lo recibieron como si fueran esos dioses, tal como la referencia de sus ancestros le habían hablado de que llegaría ese ser supremo; a tal punto que los indígenas les llevaron a las minas de oro y otros minerales preciosos, como una manera de agradarlos o rendirle tributos o a semajanza de la entrega del diezmo a esos dioses.

Luego de las luchas libertarias contra los colonizadores por nuestra independencia, nuestros nacionales, ya con una identidad propia, al establecer una bandera nacional y un escudo propio, plasmaron un ícono gráfico de una biblia en el centro. 

El diseño del escudo dominicano, junto a las palabras que identifican el símbolo patrio, guarda similitud con lo que hicieron los dos mil jóvenes lamanitas en El Libro de Mormón, cuando rasgaron sus ropas para hacer una bandera (véase Alma 46, Libro de Mormón), y lo hicieron “por nuestro Dios, nuestra Patria y nuestra Libertad”.  

En el escudo de la República Dominicana se lee el estandarte “DIOS, PATRIA Y  LIBERTAD”, siendo el único país del mundo que registra en su escudo esa misma frase que utilizaron esos jóvenes de quienes se habla en El Libro de Mormón.

Se alienta a cada ciudadano dominicano honrar los símbolos patrios y conocer la vida de los próceres que lucharon por la independencia de la República, de manera que puedan dar vida y conservar en sus memorias la lucha y sufrimiento de estos padres de la patria, y que sobre todo se siga su ejemplo; siempre protegiendo la libertad del país, así como lo expresa el himno nacional: 

"Mas Quisqueya la indómita y brava

Siempre altiva la frente alzará;

Que si fuere mil veces esclava

Otras tantas ser libre sabrá."

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.