La ministración reemplaza la orientación familiar y las visitas de las maestras visitantes

La ministración reemplaza la orientación familiar y las visitas de las maestras visitantes

Las jovencitas de 14 a 18 años de edad recibirán más oportunidades de prestar servicio

Noticia

 

El domingo por la tarde, el presidente Russell M. Nelson anunció que los programas de la Iglesia, el de la orientación familiar y el de las maestras visitantes, serán reemplazados por un método menos formal y más personalizado conocido como “ministración”.

"Durante meses, hemos estado buscando una mejor manera de atender las necesidades espirituales y temporales de nuestro pueblo a la manera del Salvador", dijo el presidente Nelson. "Hemos tomado la decisión de retirar la orientación familiar y las visitas de las maestras visitantes tal como las conocemos. En cambio, implementaremos un enfoque más nuevo y más santo para cuidar y ministrar a los demás. Nos referiremos a estos esfuerzos simplemente como 'ministrar'. Los dones innatos de las hermanas posibilitan los esfuerzos innatos del ministerio y el poder incomparable del sacerdocio. Todos necesitamos esa protección de las astutas artimañas del adversario ".

Esta nueva iniciativa la supervisan conjuntamente las presidencias de las congregaciones locales del cuórum de élderes (hombres adultos) y de la Sociedad de Socorro (mujeres adultas), y, al igual que el anuncio del sábado por la noche de combinar los cuórums de élderes y los grupos de sumos sacerdotes, es parte de un mayor esfuerzo para simplificar el ministerio de la Iglesia.

A diferencia de los programas anteriores de orientación familiar y de maestras visitantes, la ministración no abarca un mensaje mensual fijo de las revistas de la Iglesia ni una manera establecida de mantenerse en contacto, tales como visitas a los hogares o frente a frente, cada mes, a pesar de que las visitas son importantes cuando sea posible. El nuevo método se centra en la flexibilidad en cuanto a las necesidades y circunstancias de las personas de todo el mundo, junto con entrevistas trimestrales personales entre los líderes y los miembros sobre las necesidades personales y familiares.

La Presidenta General de la Sociedad de Socorro de la Iglesia, Jean B. Bingham, habló más tarde en la sesión para anunciar que el nuevo concepto sobre ministración contará con la participación de las jóvenes de 14 a 18 años como compañeras de las hermanas de la Sociedad de Socorro, del mismo modo que los jóvenes de 14 a 18 años han participado con los varones adultos durante décadas.

“Esa oportunidad de participar en edificar el reino de Dios será de gran provecho para las jóvenes, lo que les servirá para prepararse mejor para cumplir sus funciones como líderes en la Iglesia y en la comunidad, así como colaboradoras en sus familias”, afirmó la hermana Bingham. “Tal como dijo ayer la hermana Bonnie L. Oscarson, las mujeres jóvenes ‘desean  prestar servicio. Necesitan saber que son valiosas e imprescindibles en la obra de salvación!’”

El élder Jeffrey R. Holland, del Cuórum de los Doce Apóstoles, también habló el domingo por la tarde en cuanto al nuevo método de ministración de la Iglesia.

“Se nos presenta una oportunidad celestial de demostrarle a Dios la religión pura y sin mácula para ministrar a la viuda y al huérfano, al casado y al soltero, al fuerte y al desamparado, al oprimido y al robusto, al feliz y al triste; en resumen, a todos y cada uno de nosotros, porque todos necesitamos sentir la mano cálida de la amistad y oír una declaración firme de fe”, afirmó el élder Holland. “Rogamos que cada hombre y mujer —y nuestros jóvenes y jovencitas de mayor edad— salga de esta conferencia general con un compromiso más profundo de cuidar los unos de los otros de todo corazón, motivados únicamente por el amor puro de Cristo”.

Los líderes locales implementarán esos ajustes sobre la ministración tan pronto como sea conveniente y posible. Se halla más información en ministering.lds.org 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.