La Sala de Prensa Blog

Los avances en la ciencia médica y los Santos de los Últimos Días

Una buena amiga periodista nos abordó recientemente en torno al tema de la implantación de microchips en seres humanos, su relación con el tristemente célebre “número de la bestia” y la posición de la Iglesia en torno al asunto. Gentilmente, accedimos a conceder una entrevista y compartimos algunos conceptos que de modo alguno representan la posición “oficial” de la Iglesia, sin embargo brindan contexto desde el punto de vista de un cristiano mormón (utilizamos el término para distinguirlo de otras denominaciones también cristianas).

Antecedentes

Desde 1998, la ciencia ha desarrollado circuitos integrados muy diminutos (microchips) que pueden ser implantados en el cuerpo humano. Por lo general, esta tecnología permite la comunicación con dispositivos externos y brindar información útil con fines médicos, comerciales, de acceso y seguridad, y hasta por diversión. Existen diversos conflictos asociados con la implementación de estas tecnologías, incluyendo asuntos de salud, seguridad personal y religiosos.

Posición de la Iglesia

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días no ha fijado una posición institucional oficial en torno al implante de microchips de cualquier tipo en seres humanos. En tal sentido, nuestros comentarios no representan la posición oficial de la Iglesia — pues tal no existe — sino más bien sirven para brindar perspectiva desde cierto punto de vista.  

Perspectiva espiritual

El Señor Jesucristo es el centro y la base fundamental de nuestra fe y nuestra filosofía de vida. Él ha enseñado personalmente y a través de sus profetas y apóstoles que el cuerpo es un don sagrado de Dios comparable a un templo (una estructura física que aloja aquello que es sagrado en su interior). Se nos ha enseñado que el mismo no debe profanarse sino conservarse sagrado para los propósitos que Dios ha dictado, por lo que la manera en que tratamos nuestro cuerpo es una muestra de reverencia hacia Dios y una expresión de gratitud por este maravilloso don.

Muchas prácticas sociales actuales tienden a torcer la naturaleza y propósitos del cuerpo físico a la luz de lo que Dios ha indicado. Esto incluye modificarlo o decorarlo caprichosamente hasta el grado de deformarlo — incluso de manera permanente — así como el abuso y la explotación del cuerpo para propósitos contrarios a los principios del evangelio. Todo esto evidencia la descomposición moral que nos embarga, la cual se manifiesta a través del hedonismo autodestructivo, la inmodestia y el materialismo egoísta de la sociedad actual.  

Por otra parte, hay que apuntar que el cuerpo físico es un soporte y complemento para el espíritu, sin el cual el desarrollo del potencial espiritual no es posible. El gozar de salud y vivir una vida activa y plena facilita el progreso espiritual dentro de la vida familiar, permite prestar servicio a los demás y adquirir conocimiento y experiencia.

Perspectiva secular

Siendo que el cuerpo físico es un soporte y complemento de la vida espiritual, la preservación de la vida física es un principio esencial para los Santos de los Últimos Días (mormones).

La ciencia y la tecnología han logrado avances importantes para ayudar a las personas a preservar y prolongar la vida de una forma positiva. Cada vez más, estos logros se basan en tecnologías más sofisticadas e innovadoras que no deberíamos rechazar de plano, sino más bien conocer mejor, estudiar sus propósitos y entender sus modos de aplicación a fin de utilizar mejores criterios al considerarlos.   

Los Santos de los Últimos Días abrazan y promueven los hallazgos científicos y tecnológicos en la medida que estén alineados con los principios del evangelio. Figuras notables de la Iglesia, incluso el alto liderazgo, se han destacado en sus vidas profesionales como científicos e investigadores en diversos campos. Un ejemplo es el Elder Russell M. Nelson, miembro del Quórum de los Doce Apóstoles, un pionero de la cirugía torácica mundial que participó en el equipo de médicos que desarrolló el primer corazón-pulmón artificial. Este aparato fue posteriormente utilizado en la primera operación a corazón abierto jamás practicada en seres humanos.

Así mismo, instituciones relacionadas con la Iglesia o sus miembros en los Estados Unidos, como la Fundación Huntsman contra el Cáncer, el Hospital Santo de los Últimos Días (LDS) y la Universidad Brigham Young (BYU), han hecho contribuciones importantes en investigación y desarrollo dentro del campo de la salud. En nuestro país, la Iglesia financia proyectos humanitarios con instituciones que proveen prótesis ortopédicas a personas que han perdido miembros y que por este medio aumentan sus niveles de independencia y autosuficiencia, integrándose al estudio, al trabajo productivo y a una vida normal.

Existe una gran diversidad de dispositivos y procedimientos — incluso algunos altamente invasivos — que han probado ser un gran beneficio para los seres humanos y un medio para preservar y prolongar la vida, así como mejorar su calidad. Estos incluyen desde la aplicación de medicamentos y procedimientos de quimioterapia hasta la utilización de catéteres en procedimientos quirúrgicos, aparatos de respiración asistida, prótesis ortopédicas, válvulas aórticas, marcapasos, stems, etc.

Una decisión personal

Los Santos de los Últimos Días creen que en Dios reside todo conocimiento y sabiduría. En tal sentido, se puede inferir que todo conocimiento útil dado por Dios al hombre para hacer el bien es plausible y deseable, siempre y cuando se utilice para cumplir sus propósitos.

La sociedad en general, incluyendo el mundo cristiano, debe estar atenta a las nuevas tecnologías y avances en el campo de la salud, debe fijarse en sus propósitos y sus modos de implementación al momento de considerarlos. Si estos se alinean con los principios del evangelio y sirven a propósitos justos, entonces se deben promover y defender.

Al mismo tiempo, hasta tanto la Iglesia adopte y haga pública una posición oficial institucional, para muchos Santos de los Últimos Días esta será una decisión individual basada en la prudencia y el buen juicio que aportan las escrituras, los profetas vivientes y la inspiración personal.

Examinar el Blog

Acerca de: Lea el blog de la Sala de Prensa Mormona de la Iglesia de Jesuscristo de los Santos de los Últimos Días y mantenganse al tanto de los asuntos públicos relacionados con la Iglesia.

Nota sobre la Guía de Estilo: Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.