Noticia

La Iglesia realiza esfuerzos para promover la educación en el país

Las iniciativas incluyen programas de alfabetización, cursos técnicos y crédito educativo.

La educación es esencial para los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, por eso desde el año 2013 sus líderes realizan esfuerzos para apoyar diversos programas de educación en ela país, incluyendo el Plan Nacional de Alfabetización "Quisqueya Aprende Contigo" auspiciado por la Presidencia de la República.

Las iniciativas de la Iglesia en el campo de la alfabetización incluyen recursos financieros y el uso de su infraestructura para ayudar a eliminar el flagelo del analfabetismo que afecta a la nación, compromiso asumido por la Iglesia mediante una comisión encabezada por el Élder Claudio D. Zivic, Autoridad General de la Iglesia y Primer Consejero de la Presidencia del Área del Caribe, luego reuniones con la Dirección Nacional de Programas Especiales (DIGEPEP) y autoridades del Ministerio de Educación el año pasado. 

Al cierre del 2014, la Iglesia había auspiciado unos 131 núcleos de aprendizaje cuya operación se desarrolla en centros de reuniones o capillas de la Iglesia distribuidas por todo el territorio nacional. A su vez, la mayoría de los facilitadores de estos núcleos son voluntarios practicantes de la fe mormona.

En la región suroeste del país operaron 60 núcleos con 562 beneficiarios inscritos, mientras que en la región norte funcionaron 33 grupos con 362 beneficiarios; en la región este se auspiciaron 38 núcleos con unos 126 inscritos para un total de más de 1,000 dominicanos incluidos en el Plan Nacional de Alfabetización "Quisqueya Aprende Contigo" y cientos de graduandos que hoy saben leer y escribir gracias al trabajo conjunto del estado dominicano y la Iglesia.  

Además de la formación de estos núcleos, la Iglesia ha realizado proyectos en cooperación con DIGEPEP, entidad responsable del Plan Nacional de Alfabetización, mediante la donación de equipos diversos de optometría y materiales por un valor de $1.2 millones de pesos para la elaboración de manuales con el sistema "Braille" para personas no videntes integradas al programa. Próximamente, se espera la donación de unas 50 mil lentillas para los participantes con problemas visuales. 

“Nuestra meta nuestra como proyecto de la Iglesia es ofrecer la ayuda necesaria a nivel nacional a la mayor cantidad de personas posible y de esta manera poner en práctica la compasión y el servicio que caracterizan a todo buen seguidor de Jesucristo” comenta Nilda Rodríguez Martínez, Coordinadora Nacional del Programa de Alfabetización de la Iglesia.

Además de enseñar a leer y escribir, los esfuerzos de la Iglesia están orientados a beneficiar a la población adulta con becas del INFOTEP y con ello formar microempresarios y empleadores futuros, contribuyendo así al desarrollo del país.

El objetivo de estas acciones es además fomentar entre los participantes la autosuficiencia, principio fundamental dentro de la doctrina y prácticas de los "Santos de los Últimos Días", conocidos mayormente como Mormones. Para los miembros de la Iglesia, la autosuficiencia es "la capacidad y esfuerzo del individuo para proporcionar los elementos indispensables para sostener su propia vida y la de su familia."

Otras iniciativas

En adición al apoyo brindado al Plan Nacional de Alfabetización "Quisqueya Aprende Contigo", la Iglesia también auspicia otros programas con el propósito de fomentar la educación y el empleo en el país. Entre ellos, el Fondo Perpetuo para la Educación (FPE), mediante el cual se financia la formación técnica y profesional de los miembros de la Iglesia que lo soliciten, a fin de que puedan obtener mayores y mejores oportunidades. Este fondo se estableció en el año 2001.

Además, la Iglesia opera los denominados Centros de Autosuficiencia, en los que se prepara y refiere candidatos calificados a empleadores potenciales que los requieran. Los Centros de Autosuficiencia sirven de enlace entre puestos vacantes y el personal desempleado o en búsqueda de cambio de empleo sin que esto implique un costo para ninguna de las partes involucradas. Sus servicios incluyen: asesoría individual, talleres y una rica base de datos con oportunidades laborales, académicas y de trabajo por cuenta propia (auto empleo).

Al visitar estos centros, los usuarios aprenden los métodos más eficaces para buscar empleo, ampliar sus red de contactos y buscar recursos que les ayuden a superarse académicamente o a administrar una pequeña empresa próspera. Estos centros operan en todo el mundo, sin embargo, en la República Dominicana existen dos grandes centros modelo en Santo Domingo y en Santiago, así como otros centros satélite en 10 ubicaciones de la capital y el interior del país. 

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.