Presentan Noche de Hogar en foro interamericano

Presentan Noche de Hogar en foro interamericano

Representante dominicana y miembro de la Iglesia, presenta el programa para la unidad familiar en México

Nota de prensa
 

En un evento organizado por el gobierno de México; la oficina de la representante especial del secretario general de las Naciones Unidas sobre la violencia contra los Niños; la Red Latinoamericana y Caribeña por la Defensa de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes (REDLAMYC) y UNICEF, se llevó a cabo la Reunión Interamericana sobre Castigo Corporal Contra Niñas, Niños y Adolescentes en la ciudad de México.

Participaron 35 estados miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y como gobiernos invitados Suecia, Malta y Austria. El evento fue celebrado los días 25 y 26 de abril de 2018 en la Ciudad de México.

Como únicos representante del sector religioso en referido evento, participó Ingrid Martínez, miembro de la Red Global de Religiones a favor de la Niñez (GNRC) en República Dominicana, y representante de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

En América Latina, uno de cada dos niños es víctima de violencia en su hogar, y cuatro de cada diez niñas adolescentes reconocen ser víctimas de distintas formas de violencia en las escuelas de la región.

“El castigo físico es un tema muy delicado porque toca la esfera privada, la forma de educar y criar a un niño o niña en las familias. Muchas veces, el castigo corporal está “justificado y validado” por razones culturales o religiosas. La prohibición por ley del castigo corporal es un paso fundamental pero no es suficiente si no está acompañada de campañas educativas y de sensibilización sobre crianza positiva. Por tanto, a la par de reformas legislativas es necesario llevar a cabo procesos de transformación social y cultural” explicó durante una de las sesiones de la reunión Silvia Mazzarelli, coordinadora para América Latina de la Red Global del Caribe de Religiones para Niños y Niñas, Arigatou International.

Por su parte, Ingrid Martínez participó como panelista en una de las sesiones, destacando el rol de las comunidades de fe en apoyar la prohibición del castigo físico y la promoción de la crianza positiva.

“La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días impulsa, como un programa mundial, la Noche de Hogar, un momento para que la familia estudie junta el evangelio, juegue, se divierta, comparta y relice otras actividades que fortalecen espiritualmente y aumentan la unidad y el amor entre ellos, ya que al compartir permanentemente, por un breve espacio durante la semana, marcarán la diferencia al transformar sus casas en hogares; todo esto, en beneficio de quienes muchas veces son los más afectados, que son los hijos", destacó Ingrid Martínez como parte de su exposición en el marco de este importante evento internacional. 

Durante el encuentro, el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de México, Luis Raúl González, llamó a la sociedad en su conjunto a erradicar la violencia hacia niñez y adolescencia, que no puede ni debe ser tolerada y mucho menos promovida por el estado.

La Iglesia ha participado muy activamente en todas las acciones de la GNRC, incluyendo todos los desayunos interreligiosos sobre violencia contra la niñez, la Hoja de Ruta Nacional para la Prevención y Eliminación de la Violencia Contra la Niñez y los desayunos sobre el tema de prohibición del castigo corporal y promoción de crianza positiva.

Recientemente, la Iglesia también se hizo representar al recibir una invitación especial para participar en el Foro Global de GNRC en Panamá, en el que también participó Ingrid Martínez en representación de la Iglesia.

En 2017, John López, líder de la Iglesia en Santo Domingo, presentó la metodología “Noche de Hogar” como una acción concreta para apoyar la promoción de crianza positiva. En un encuentro anterior, Oscar Amparo, en ese entonces presidente de la Estaca Las Caobas, representó a la Iglesia exponiendo la importancia de reformar la ley dominicana para prohibir el castigo corporal en todos los contextos, incluyendo el contexto familiar, a modo de brindar a los niños, niñas y adolescentes la oportunidad de tener familias fuertes, sanas y seguras, donde sean escuchados, atendidos y puedan desarrollar cualidades de liderazgo entre sus pares, desarrollando sus talentos y destacando sus habilidades.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.