Comunicado de Prensa

Una cantidad mayor de personas sirve como misioneros de servicio

Con la reciente creación de 58 nuevas misiones, se necesitarán muchos matrimonios mayores y adultos solteros mayores para aportar su experiencia de liderazgo y otros tipos de ayuda que son tan vitales para que la organización estructural de la Iglesia tenga éxito.

Los misioneros de servicio prestan de 8 a 32 horas de servicio a la semana y residen en sus casas. Las oportunidades de servicio comprenden diversas asignaciones que enriquecen a los demás y contribuyen al cumplimiento de la misión de la Iglesia.

La Hermana González, del Barrio Alma Rosa, Estaca Ozama, quien presta servicio como misionera en la oficina del Fondo Perpetuo para la Educación, siente que su labor como misionera de servicio es una de las bendiciones mayores que Dios le ha dado. 

“Debemos de hacer nuestra parte, los que estén interesados pueden hablar con sus líderes. Esta es una oportunidad grandiosa de poder prestar servicio sin tener que apartarnos de nuestras familias y amigos", expresa agradecida por la oportunidad de ayudar.

En calidad de misionero de servicio, las personas pueden prestar servicio en un Almacén del Obispo; en una planta de envasado; un centro de distribución; un Centro de Historia Familiar; en asuntos públicos, en Seminario o Instituto. Este servicio podría consistir en proporcionar soporte técnico a  FamilySearch, ser anfitrión y guía de recorridos en edificios de la Iglesia, cuidar y mantener instalaciones de la Iglesia, entre otras importantes labores. Dichas asignaciones no incluyen el proselitismo, el hermanamiento, ni otras actividades eclesiásticas.

Todo candidato a servir una misión de servicio debe cumplir con las normas de la Iglesia y tener la capacidad física para llevar a cabo los deberes de la asignación especifica. Debe ser capaz de mantenerse a si mismo económicamente para poder dedicar la cantidad de tiempo que requiera su asignación misional.

La duración del servicio normalmente es de 6 a 24 meses. La Iglesia cuenta a nivel general con unos 22.961 misioneros de servicio. Muchos de ellos son matrimonios mayores y adultos solteros que sirven en el Templo de Santo Domingo. Al término de su misión, sus líderes reconocen su labor, les relevan de sus funciones y les entregan un certificado de agradecimiento por su servicio.

“Es en el hacer y no solo en el soñar que se bendicen vidas”, dijo Thomas S. Monson, actual Presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.